fbpx Skip to content

Día: 5 julio 2019

Cómo proteger a nuestro perro en la playa

Cómo proteger a nuestro perro en la playa.

 

Ya estamos en verano y la ola de calor que azota gran parte de España se está dejando notar: Temperaturas cercanas a los 40 grados, sensación de calor aumentada por la humedad del ambiente y sus consecuentes golpes de calor… Es normal que nos entren unas ganas tremendas de ir corriendo a refrescarnos a la playa con nuestros inseparables compañeros de vida, pero mucho cuidado, por que la playa puede presentar ciertos peligros para nuestros perros. A continuación, te detallemos algunos:

 

QUEMADURAS EN LAS ALMOHADILLAS.

Las altas temperaturas hacen que el asfalto, el suelo de las aceras y también la arena de la playa, sobre todo a ciertas horas del día, sean el equivalente a una sartén ardiendo. Puesto que nosotros llevamos calzado, no lo notamos, pero os podemos asegurar que los peluditos lo notan y mucho en las almohadillas de sus patas.

Algunas formas de evitar quemaduras en las almohadillas de nuestros perros son:

  • Evitar pasear en las horas clave donde el sol azota con más fuerza.
  • Hidratar las almohadillas con productos específicos para ello.
  • Comprobar periódicamente su buen estado, manteniéndolas cuidadas e hidratadas.
  • Pasear por zonas con sombra y proporcionar agua a nuestro perro durante el paseo.

 

CUIDADÍN CON LOS OBJETOS PUNZANTES.

A los perros les encanta pasear por la playa y cavar agujeros mientras juegan con nosotros, pero debemos tener cuidado porque debajo de la arena podemos encontrarnos de todo: Desde colillas hasta cristales o basura que gente incívica ha podido dejado enterrada.

Ante estos peligros, ten vigilado al perrito y si encuentra algún objeto extraño, retíraselo enseguida ya que podría ingerirlo sin querer. Esto podría provocarle dolores de estómago o heridas internas si ingiere algún objeto cortante. Con un poco de atención por nuestra parte, el paseo irá sobre ruedas.

 

EL MAR Y SUS HABITANTES.

Ni nosotros ni nuestros perros debemos bañarnos en el mar cuando hay bandera roja o fuerte oleaje. Tragar arena o agua de mar en exceso puede provocar problemas gastrointestinales a los peluditos.

Hay que tener cuidado con las medusas, ya que sus picaduras provocan un dolor agudo, además de picazón e irritación en la zona afectada. Si el can fuera victima de alguna medusa extraviada, hemos de lavarle la zona donde se encuentra la picadura con agua de mar, aplicarle frío y sin lugar a dudas, llevarlo de inmediato al veterinario.

 

SEQUEDAD EN LA PIEL: DERMATITIS

Muy importante es que después de nuestro día en la playa, lavemos bien a nuestro peludito para eliminar cualquier resto de arena y sal en la piel. A los perros con la piel más sensible, los restos de sal marina o arena podrían causarles irritación o sequedad, derivando en una dermatitis e incluso en otitis.

 

¿Te ha parecido interesante nuestro articulo sobre los peligros playeros para los perritos? Estamos seguros de que también pueden interesarte otros de nuestros artículos sobre cómo cómo mantener a tu perro fresquito este verano (1) y cómo mantener a nuestro perro fresquito en verano (2)

Desde Natural Greatness, estamos seguros de que, si estamos alerta ante estos cuatro peligros, paseamos por la playa en horas donde la intensidad del sol es más baja, nos hidratamos bien y descansamos a la sombrita…

¡Disfrutaremos de un estupendo día de playa con nuestros peludos!