Requisitos para adoptar un perro en España

Requisitos para adoptar un perro en España

 

La adopción de un perro es un acto generoso, ya que con él estamos ofreciéndole la oportunidad de tener una vida mejor. Pero no hay que olvidar que un perro no es un objeto, sino un ser vivo, por lo que debemos tener clara nuestra responsabilidad sobre el animal.

De este modo, es sumamente importante que nos preparemos para un hecho tan significativo de la forma más adecuada posible. Si quieres adoptar a un perro en España, estos son los pasos que debes seguir. ¡Empezamos!

 

Pasos para adoptar a un perro en España

A continuación, vamos a explicar paso a paso el procedimiento de adopción en nuestro país. En primer lugar, cabe recordar que las protectoras son el lugar más idóneo para ello. Normalmente, en sus webs es posible consultar el perfil de cada perro para tener una idea más clara de si nuestra situación personal y laboral se ajusta a sus necesidades; por ejemplo, si tenemos capacidad y tiempo de educar a un cachorro o, por el contrario, es preferible uno de edad adulta.

Si la protectora está en nuestra ciudad o relativamente cerca, es muy recomendable acercarnos antes de la adopción para conocer al perro, dar algún paseo con él y tener una primera toma de contacto. Otra de las opciones que ofrecen algunas protectoras previamente a la formalización de la adopción es la acogida temporal del animal con el fin de valorar vuestro nivel de afinidad.

 

Protocolo de adopción

Cuando ya tengamos claro qué amiguito peludo se va a venir a casa con nosotros, el protocolo de adopción es el siguiente:

  • Requisitos: Ser mayor de edad y, si la vivienda es de alquiler, demostrar que el propietario acepta animales.
  • Entrevista: Se trata de un cuestionario para valorar nuestra predisposición, idoneidad y aptitudes para la adopción y cuidado del perro.
  • Visita a la vivienda: Su fin es establecer un primer contacto y confirmar que el entorno en el que vivirá el perro será favorable para su bienestar.
  • Revisión veterinaria: La protectora, antes de proceder a la entrega del can, llevará a cabo una revisión médica para hacer constar oficialmente su estado de salud, sus vacunas y su chip de identificación.
  • Firma del contrato: Se exponen las responsabilidades y los compromisos adoptados con el propósito de descartar futuros abandonos, maltratos y otras situaciones que puedan perjudicar la salud física o psíquica del animal.
  • Pago: Cubre los costes de la atención veterinaria recibida hasta la fecha de la adopción. El precio puede variar entre protectoras, pero, por norma general, suele ser de 180 € aproximadamente para cachorros menores de cuatro meses y de 100 € para perros adultos de hasta siete años. Los perros mayores de diez años suelen entregarse de manera gratuita. Si escogemos un cachorro, probablemente, la protectora nos ofrecerá la posibilidad de que sean sus propios veterinarios quienes lo esterilicen cuando llegue el momento de su madurez sexual por un precio inferior al de la media del mercado.
  • Llegada a casa del animal: Y, por fin, llega el momento de recibir a nuestro amigo. Es habitual que la protectora realice un seguimiento durante los primeros días de convivencia para garantizar que el proceso de adaptación va perfectamente y, si fuera necesario, para ofrecerte asesoramiento. También se recomienda que enviemos a la protectora algunas fotos y vídeos de nuestro nuevo amigo de vez en cuando para demostrar lo feliz y bien cuidado que está con nosotros.

 

Tenencia responsable de animales

Ahora bien, además de conocer en qué consiste el proceso de adopción, debemos tener claro otro aspecto: ¿estamos capacitados para cuidar de un perro? A continuación, detallamos algunas de las claves que te ayudarán a responder a esta pregunta.

 

Motivos por los que se quiere tener un perro

Es posible que a los pequeños de la casa les haga ilusión tener un nuevo amigo peludo, pero debes tener en cuenta que gran parte de la responsabilidad recaerá sobre ti. Si, finalmente, decidís adoptar a un perro, es importante que desde un primer momento todos los convivientes tengan claro el concepto de corresponsabilidad, ya que un animal es un ser vivo cuyo bienestar depende de todos los miembros de la familia (por ejemplo, puedes asignarles tareas diarias adaptadas a su edad).

Por otra parte, si pasas mucho tiempo fuera de casa o no tienes una situación estable, no es recomendable dar este paso, pues el animal necesita salir a pasear y hacer sus necesidades entre dos y tres veces al día. Además, debes tener en cuenta los gastos médicos y de alimentación.

En resumen, debes valorar tus obligaciones laborales y tu estilo de vida para saber si pueden ser compatibles con un animal de compañía. Si tu rutina diaria no te permite una tenencia responsable, una alternativa es hacerte voluntario de una asociación o protectora de animales hasta que llegue el momento adecuado.

 

¿Qué perro se adapta mejor a tu situación?

Esta cuestión es muy importante, puesto que, por su tamaño o raza, no todos los perros se sentirán cómodos en según qué vivienda. Debemos valorar ciertos aspectos si queremos proporcionarle a nuestro amigo los cuidados adecuados, como si vamos a adoptar a un cachorro, a un perro adulto, a un macho o a una hembra.

En este punto, lo más aconsejable es consultar con tu veterinario qué tipo de perro es más apropiado para tu ritmo de vida y situación, pues él podrá asesorarte e informarte de cosas que igual no te habías ni planteado. Por supuesto, la opción que más recomendamos es adoptar en centros o protectoras de animales: en España hay miles y miles de peludos deseando tener una familia que les haga felices y les colme de amor.

Finalmente, hay algunos documentos que debes tener:

  • Factura (en caso de compra).
  • Documentación de identificación acreditativa.
  • Documento oficial (la cartilla sanitaria o el pasaporte).

 

Atender sus necesidades

Por último, es muy importante recalcar que, una vez tengamos a nuestro nuevo compañero en casa, debemos cuidarlo llevando un seguimiento de sus visitas al veterinario, teniendo al día sus vacunas y desparasitaciones, proporcionándole una buena alimentación y educación y cumpliendo con la normativa vigente de identificación.

 

Esperamos que nuestro artículo sobre “Requisitos para adoptar un perro en España” te haya resultado útil. Para leer más artículos como este, no dudes en consultar nuestra página web y seguirnos en FacebookTwitter o Instagram 

Plantas peligrosas para los gatos

Cuidado con que tu gato ingiera alguna de estas plantas

¿A quién no le gusta decorar su casa con plantas? Dan ese toque de belleza y frescor a nuestro hogar y hacemos de nuestra casa un sitio maravilloso y confortable. Pero eso sí, debemos tener cuidado si tenemos a nuestro minino cerca de ellas puesto que algunas son perjudiciales para nuestra mascota. A continuación, te explicamos cuáles son las plantas que pueden ser más perjudiciales para ellos y qué hacer en caso de que ingieran alguna de ellas. ¡Vamos a descubrirlas!

 

¿Por qué los gatos suelen comerse las plantas que ven a su alrededor?

Antes de nada, conviene saber que los felinos, y concretamente los gatos, son animales curiosos por naturaleza. El hecho de que puedan ingerir plantas se debe a, según estudios, un instinto de sus ancestros por desinfectarse frente a parásitos intestinales, aunque también el aburrimiento y la curiosidad juegan su papel. ¡Eso por supuesto! Por lo tanto, si tienes un gato y en tu hogar hay plantas o dispones de jardín, debes tener en cuenta si son perjudiciales para tu mascota. Si tienes alguna planta perjudicial para su salud, deberás deshacerte de ella o colocarla en algún lugar donde el gato no tenga acceso.

Como alternativa cabe decir, que existen muchas plantas que son totalmente inofensivas para estas mascotas. De estas, podemos colocar todas las que queramos en nuestra vivienda. Además, es mejor contar con distintos juguetes para que no presten tanta atención a las plantas de la casa, tóxicas o no.

 

Plantas tóxicas para los gatos

Existe una gran variedad de plantas que suelen ser perjudiciales para nuestros gatos. Muchas son especies exóticas, pero otras son más comunes de lo que pensamos. Por tanto, vamos a mencionar las principales:

  • Lirios
  • Adelfa
  • Muérdago
  • Cannabis
  • Cebolla
  • Ricino
  • Flor de Pascua
  • Familia de aréceas: (aladio, difembaquia, filodendro, hiedra, monstera, el poto)

 

Si observas a tu gato comiendo alguna planta, o crees que ha podido ingerir alguna de las plantas mencionadas antes podemos seguir algunos pasos antes de llevarlo al veterinario:

  • Quitarle cualquier resto de la planta de su boca, piel o pelaje
  • Intentar identificar la planta que ha podido ingerir, pero en caso de no averiguarlo, llevarle una muestra al veterinario si se puede.
  • En caso de que vomite llevar una muestra del vómito al veterinario.

También debemos vigilar si nuestra mascota tiende a salir bastante de casa. En primavera, y con el buen tiempo, algunos gatos tienen la necesidad de salir a explorar el mundo. En estos casos, debemos extremar la precaución.

 

Acude al centro veterinario en caso de intoxicación

 

Si nuestro gato ingiere alguna planta tóxica la mayoría de los síntomas pueden verse enseguida debido a la irritación o inflamación. Además, la boca o la piel pueden tener enrojecimiento, hinchazón o picazón. Debemos tener en cuenta que cada planta tiene una toxicidad distinta y que puede afectar a diferentes órganos con sus diferentes síntomas. Estos son los más comunes:

 

  • Si babea o tiene dificultad para tragar (boca, la garganta o el esófago).
  • Dificultad para respirar (vías respiratorias).
  • Vómitos (estómago o intestinos).
  • Diarrea (intestinos o el colon).
  • Beber y orinar en exceso (los riñones).
  • Latidos cardíacos rápidos, lentos o irregulares (corazón).

 

Ante todo, debemos mantener la calma y llevarlo inmediatamente al veterinario si se dan algunos de estos síntomas. Y no está de más recordar que evitar que se aburra y necesite explorar. Para ello, utilizaremos juguetes y rascadores. Mantener alejadas las plantas también será una buena solución, así como evitar que se acerque al cubo de basura donde pueda ingerir restos perjudiciales. Estas precauciones son suficientes para evitar pasar un mal rato y así poder tener un ambiente en el que nuestra mascota sea feliz y sobre todo, este sana y salva. Y, por supuesto, evitar las plantas tóxicas para las mascotas en nuestro hogar.

Esperamos que te haya gustado nuestro artículo “Plantas peligrosas para los gatos”.  Te animamos a seguir nuestras redes sociales en FacebookTwitter o Instagram para estar al tanto de todo nuestro contenido acerca del cuidado de perros y gatos¡Feliz día!

Las Alergias alimentarias en perros y gatos

alergiasalimentarias

Hoy trataremos un tema muy interesante que algunos de vosotros habréis vivido de primera mano con vuestras mascotas: Las alergias alimentarias en perros y gatos. En este artículo os daremos una definición completa sobre las alergias alimentarias y como estas afectan al organismo de nuestra mascota. ¡Empezamos!

 

Introducción al término Alergia.

La palabra Alergia viene de la unión de dos palabras griegas: Alos, que significa “diferente” o “extraño” y Ergos que significa “reacción”. Una alergia es, en definitiva, una reacción del sistema inmunitario en el que las defensas naturales del cuerpo actúan de una forma excesiva y extrema para eliminar posibles infecciones.

Normalmente, el sistema inmunitario protege al cuerpo de la mascota de virus externos que puedan resultar dañinos para su organismo. En una reacción alérgica, se produce una reacción exagerada frente a la exposición a determinadas sustancias extrañas al organismo, que este detecta como amenazas.

Comúnmente, estas son las reacciones más comunes que provocan las alergias en los perros y gatos:

  • Sarpullidos, edemas o picazón en determinadas zonas.
  • Estornudos constantes.
  • Desordenes digestivos como vómitos, dolores abdominales o diarreas.
  • Infecciones localizadas en las extremidades o en las orejas.

 

Las alergias alimentarias en perros y gatos

En el caso de las alergias alimentarias, estas son el resultado de una hipersensibilidad a determinados componentes o ingredientes de un alimento.

Cuando un perro o un gato comen algo que su sistema inmunitario no tolera, se produce una liberación de histamina. En niveles elevados da lugar a los, ya previamente nombrados, síntomas: picor, enrojecimiento e irritación general de la piel o problemas digestivos (como vómitos y diarrea), entre otros.

La gran mayoría de alergias alimentarias se producen debido a la ingesta de ciertas proteínas en los alimentos que consumen las mascotas.

Así pues, cuando el sistema digestivo de la mascota entra en contacto con una proteína a la que es alérgica, esta molécula de proteína entra en contacto con dos receptores sensibilizados existentes en la superficie de algunas células del organismo. Como consecuencia de este contacto, se liberan histaminas y, por ende, se desencadena la reacción alérgica.

 

Posibles causas de la aparición de las alergias alimentarias.

Cabe destacar que no existen razas o sexos con una mayor tendencia a padecer alergias alimentarias, además de que estás pueden aparecer a cualquier edad.

Normalmente, la aparición de una alergia está relacionado con la toma reiterada de un alimento específico al que, el perro o el gato, es intolerante durante un periodo de tiempo antes de que se produzca la reacción. Una mascota sana desarrolla una tolerancia inmunológica a los componentes del alimento. Sin embargo, si se reduce la función protectora de la mucosa de los intestinos, los alérgenos pueden atravesar la barrera intestinal y causar una reacción alérgica, donde interviene el sistema inmunológico.

Hoy en día, existen dos formas fundamentales para tratar las alergias alimentarias: Los alimentos analérgicos y los alimentos hipoalergénicos.

 

Alimentos analérgicos: Proteínas hidrolizadas.

Las dietas analérgicas han aparecido en el mercado alegando que, en lugar de limitar el número de ingredientes y seleccionar un tipo de proteínas de alto valor biológico, basta con emplear la técnica del hidrolizado.

El proceso de hidrólisis es un tratamiento térmico agresivo que reduce el tamaño de las moléculas de las proteínas causante de la alergia hasta que estas, teóricamente, son demasiado pequeñas para provocar dichas reacciones.

Las Alergias alimentarias en perros y gatos

El nivel de hidrólisis determina el tamaño de la proteína resultante (que se mide en unas unidades llamadas “daltons”), de manera, según defienden los impulsores de este método, cuanto más intensa sea la hidrólisis y más bajo el número de daltons de la proteína resultante, menos alergia causará.

Os dejamos un dato:

Las moléculas proteicas presentes en alimentos para perros suelen tener unos 12.000 daltons de tamaño. Se sabe que proteínas de incluso 4.500 daltons pueden producir reacciones alérgicas. Hay que tener en cuenta que la alergia es a la proteína, no al tamaño de esta.

Lo que se consigue al exponer a las proteínas a un proceso tan agresivo como la hidrolisis, es la reducción drástica de la calidad de estas, perdiendo gran parte del valor nutricional que poseían en el inicio. A largo plazo, esto puede causar problemas nutricionales e incluso crear nuevas alergias.

 

Alimentos Hipoalergénicos: Ingredientes seleccionados y controlados.

Las recetas hipoalergénicas son aquellas que, debido al alto valor biológico de sus ingredientes, tienen una menor capacidad de producir alergias.

El objetivo de elaborar este tipo de alimento es proporcionar al perro y al gato una dieta nutricionalmente equilibrada en la que se limita el número de ingredientes y se selecciona un tipo de proteínas con el fin de poder elegir aquel alimento que a nuestro perro o gato no le provoque alergia (salmón, cordero…)

Las Alergias alimentarias en perros y gatos

 

Dieta hipoalergénica nutricionalmente equilibrada.

En Natural Greatness apostamos por una dieta natural y equilibrada para perros y gatos basada en ingredientes naturales. Limitamos el número de ingredientes y seleccionamos cuidadosamente el tipo de proteínas de cada receta.

Apostamos por la inclusión de proteínas novel (proteínas de carnes poco comunes en la alimentación para mascotas) como las de la carne de conejo, canguro, reno o ternera Angus. De esta forma, no necesitamos someter nuestras carnes al proceso de la hidrolisis, que disminuiría de forma considerable su calidad y palatabilidad.

Además, Natural Greatness cuenta con la gama Sensible de alimento húmedo completo para perros adultos, que consta de cuatro recetas monoproteicas: Cordero, Pollo, Pavo y Salmón, con un 98% de carne fresca. Estas dietas pueden emplearse como dieta de exclusión, facilitando la detección de intolerancias alimentarias. Están recomendadas para perros con intolerancia a cualquier otro tipo de proteína cárnica. Así pues, las recetas hipoalergénicas Natural Greatness son la opción más natural para prevenir las alergias alimentarias en perros y gatos.

No hidrolizamos las proteínas de nuestras recetas debido a la bajada de calidad que estas experimentan tras pasar por este agresivo proceso. Con el tiempo, puede afectar de forma negativa al organismo de la mascota. Nuestra elección es apostar por una proteína de calidad con ingredientes naturales de muy baja capacidad alergénica. Además de apostar por recetas adaptadas para perros y gatos con estas intolerancias.

 

Esperamos que nuestro artículo sobre “Las alergias alimentarias en perros y gatos” os haya resultado interesante. Os recomendamos consultar con un veterinario en el caso de que vuestra mascota presente un cuadro extremo de alergia, ya que debe ser un profesional el que determine una dieta bajo prescripción que se ajuste al diagnóstico de vuestro perro o gato. Para más información, no olvides seguirnos en redes sociales: FacebookTwitter o Instagram.

La Navidad con Mascotas

¡La navidad ya está aquí! Comidas y cenas familiares, puesta a punto del árbol de navidad, celebraciones por todo lo alto, pero… ¿habéis pensado como puede afectarles la navidad a vuestras mascotas? Aunque muchas veces no nos demos cuenta, nuestros perros y gatos son más perceptivos de lo que aparentan y en ocasiones, un cambio en sus hábitos diarios puede llegar a desconcertarles.

En este post os damos una serie de puntos clave para que nuestros perros y gatos puedan pasar una muy feliz navidad junto a nosotros:

 

1º MODELITOS NAVIDEÑOS.

Muchas veces vemos ropa navideña para mascotas y pensamos en lo estupendo que sería fotografiarlos vestidos con un trajecito festivo que seguro hará las delicias de Instagram …

Ante todo, debemos pensar en que nuestra mascota no es un juguete, sino un perro o un gato que puede tolerar mejor o peor el hecho de llevar una capa más sobre su pelaje.

Si sabemos a ciencia cierta que no le molesta llevar abrigo en invierno, podemos intentarlo, pero siempre cerciorándonos de que el conjunto sea de su talla y no le reste movilidad. Si veis que la mascota se muestra reacia o muy incómoda con la ropa, lo mejor es olvidarnos del tema. Al fin y al cabo, el espíritu navideño va por dentro…

 

2º DESPLAZAMIENTOS POR NAVIDAD

Si tenemos pensado pasar las fiestas fuera de casa, debemos contar siempre con nuestra mascota. Sobre este tema, os dejamos un link sobre cosas a tener en cuenta cuando planeamos realizar un viaje con nuestra mascota. Si vuestra mascota es un gato, es probable que sienta nerviosismo o estrés por el hecho de ir a un lugar desconocido para él. Esto también puede ocurrir en el caso de los perros, aunque no sea tan frecuente. Intentemos que se sientan lo más a gusto posible llevándonos algunos de sus juguetes, mantitas o alimento favoritos, de esta manera se sentirán reconfortados al tener un pedacito de su hogar con ellos.

 

3º DECORACIÓN NAVIDEÑA

Decorar nuestro hogar con preciosos adornos navideños puede no resultar buena idea si no tenemos en cuenta la seguridad de nuestras mascotas. Hay que tener especial precaución con los adornos navideños que presentan aristas puntiagudas o que son de cristal, ya que la mascota podría hacerse daño con ellos. Cuidadín con los cables eléctricos de las luces de navidad, ya que nuestro perro o gato podría intentar mordisquearlos y llevarse una quemadura o descarga eléctrica por accidente.

Nuestra recomendación es que los adornos de navidad estén localizados en lugares en los que vuestra mascota tenga difícil acceso y que estos estén hechos de materiales resistentes. Recordad recoger o enrollar bien los cables eléctricos para evitar sustos y, sobre todo, intentad que la mascota se vaya acostumbrando poco a poco a la decoración navideña, ya que, para algunos perros y gatos, ver de buenas a primeras a un señor regordete de color rojo o un gran árbol lleno de luces en mitad del salón, puede no ser plato de buen gusto. Y hablando de árboles, ojo con la flor de Pascua o el muérdago, ya que son plantas muy tóxicas para perros y gatos. En el siguiente link verás que listado de plantas que le encantarán a tu minino.

 

Estos son nuestros primeros tres consejos para garantizar unas estupendas navidades con nuestras mascotas.

Muy atentos a la continuación de este post, donde os ofreceremos otros tres consejos más, ¡Hasta la semana que viene!

Deportes caninos. Ejercita con tu mejor amigo

Los deportes caninos cada vez están más en auge debido a que aúnan varios factores que los hacen la mar de atractivos. Son prácticas que requieren la implicación tanto del perro como del humano y más allá del ejercicio físico, enriquecen la relación con nuestra mascota:

  • Sentiremos una mayor conexión y empatía con nuestro peludín al realizar una actividad que requiere del esfuerzo de ambos.
  • Puede llegar a ser muy terapéutico para los dos: Los perros aprenden nuevas reglas a seguir y esto les ayuda a mejorar su comportamiento, mientras que para nosotros resulta ideal para eliminar todo el estrés del día a día.

Leed y descubrid cuál de estas cinco disciplinas deportivas se adapta mejor a vosotros:

 

AGILITY

Es uno de los deportes caninos por excelencia, podríamos decir que de los más populares en el mundo. Las reglas son claras: El perro deberá superar una pista llena de obstáculos en el menor tiempo posible, siempre siguiendo las instrucciones de su guía humano. Solo mediante la estrategia y las indicaciones proporcionadas el guía, el perro será capaz de terminar el circuito con éxito.

Es un deporte abierto a casi todas las razas de perro existentes. Es importante que el perro sea adulto, goce de buena salud y de un adiestramiento básico previo. Para empezar, es necesario un jardín o terreno donde poder establecer una pista con obstáculos para entrenar o también cabe la posibilidad de unirse a un club de Agility.

En esta práctica destacan clientes como el Club de Agility La Dama en Santa Pola o Trust Resort Canino en Ondara. que confían en Natural Greatness para la alimentación de sus perros.

 

DOG FRISBEE

Foto by Disc Doggers Alicante

También conocido como Disc Dog, esta actividad consiste en lanzar un disco o frisbee, que el can deberá capturar, dando saltos espectaculares que te dejarán boquiabierto. Para practicar y pasarlo bien sin necesidad de competir, no es necesario que se trate de un disco, también podéis utilizar su juguete favorito o pequeñas pelotas adaptadas al hocico del perro.

La conexión con el peludito juega un papel muy importante, ya que la sincronización debe ser perfecta para que el perro realice acrobacias y figuras de cierta dificultad. Importante que se trate de perros adultos y sin ningún problema de salud.

Cabe decir que desde 2018, somos orgullosos patrocinadores del Club Disc Doggers de Alicante. No dudéis en visitar su web para conocer más sobre esta disciplina.

 

MUSHING

Joel Sanz Ruiz y su equipo. @Equiposr vía facebook

Este deporte canino se inspira en una antigua forma de transporte del norte de Europa, donde abunda el frío y las montañas nevadas. Esta práctica se basa en el uso de perros que tiran de trineos, realizando carreras, bien sobre superficies nevadas, muy habituales en países nórdicos o en nuestro caso, en el norte de España, o también sobre superficie seca, una modalidad muy extendida en nuestro país.

Para la práctica de este deporte, sobre todo en superficies nevadas, se utilizan perros de origen nórdico como Husky Siberianos, Alaskan Malamutes o Samoyedos, por su buena resistencia a las bajas temperaturas. Gracias a su potente musculatura y resistencia física en distancias largas, son capaces de arrastrar un trineo sin problema.

Existen multitud de modalidades respecto al Mushing en superficie nevada, en las cuales podemos sustituir el trineo por uno más pequeño (Pulka) o skies (Skijoring).

En la modalidad de tierra se emplea el cart, el triciclo, la bicicleta (Bikejöring) y o simplemente basta con correr junto a nuestro perro (Canicross).

 

¿Queréis que profundicemos un poco más? A continuación, os ofrecemos un poquito más de información sobre el Canicross y el Bikejöring:

 

CANICROSS

Joel Sanz Ruiz y su equipo. @Equiposr vía facebook

¿Os gusta el running? ¡Pues entonces os encantará el Canicross!

Correréis junto a vuestro peludito, que irá equipado con un arnés de tiro, cinturón y correa que irá atada a vuestra cintura.

En esta disciplina, podréis correr tanto en circuitos preparados para esta actividad, como al aire libre: por la montaña, por la playa, en senderos de la sierra, etc. Lo importante aquí es dar un buen paseo mientras practicamos ejercicio con nuestro mejor amigo, estrechando el vínculo que nos une.

 

BIKEJÖRING

Joel Sanz Ruiz y su equipo. @Equiposr vía facebook

En el Bikejöring, necesitamos una bicicleta y uno o más perros que arrastren de ella mientras el musher los dirige. Es una de las modalidades del mushing más extendidas.

Se recomienda que el perro o perros tengan un tamaño mediano-grande, de unos 20-30 kg, y por supuesto, que sean perros sanos con cierta fuerza y resistencia. Esto les capacitará para tirar del musher y su bicicleta, o en ocasiones, triciclo.

En la modalidad de mushing, patrocinamos a una promesa del mushing profesional español, Joel Sanz Ruiz, también conocido como @equiposr en redes sociales.

 

RAZAS CON LAS QUE HAY QUE AMINORAR LA MARCHA

 

No todas las razas de perro están capacitadas para aguantar largas carreras o un ejercicio físico de alto rendimiento. Todos los perros, independientemente de su raza, pueden realizar ejercicio físico, pero debemos tener en cuenta las limitaciones que algunos de ellos puedan presentar y adecuar el ejercicio a sus condiciones físicas.

Los perros muy corpulentos, con una musculatura considerable como pueden ser el Terranova, Mastines o San Bernardos, necesitan de muchísima energía para poder mover todo su cuerpo al ritmo exigido por prácticas como el Dog Frisbee o el Canicross.

Por otro lado, los perros braquicéfalos (perros con el hocico chato) no deberían realizar deportes que requieran de mucha intensidad, debido a que esto puede acarrearles dificultades respiratorias y problemas para equilibrar su temperatura corporal. Hablamos de Carlinos, Boxers o Bulldogs.

 

ALIMENTACIÓN PARA PERROS CON ALTO DESGASTE ENERGÉTICO

Joel Sanz Ruiz y su equipo. @Equiposr vía facebook

La dieta del peludito debe adaptarse a sus necesidades energéticas, siempre teniendo en cuenta su estado de salud, su edad, su peso ideal, la climatología del lugar de residencia y también el tipo de deporte que practica.

Desde Natural Greatness recomendamos nuestra Wild Recipe, una excelente receta hipoalergénica apta para todas las razas de perros en cualquier etapa de la vida, con altos porcentajes cárnicos que ayudan a mantener la energía y la masa muscular. Los componentes de esta receta favorecen el tránsito digestivo y ayudan a reforzar las articulaciones tanto de cachorros como de adultos.

 

Esperamos que este articulo haya despertado vuestras ganas de practicar alguno de estos deportes caninos con vuestro peludín, porque el ejercicio + una alimentación sana y natural son sinónimo de una mejor calidad de vida.